viernes, enero 20, 2017

¡Vivan los eufemismos!

Para no llamar putas a las putas o rameras y que es palabra malsonante, muchos les llaman, eufemísticamente, fulanas (esto es muy antiguo, igual que vedettes), camareras (por las chicas de alterne de los bares de camareras), etc.
Mi tía les llamaba "tanguistas", quizás por lo mal visto que estaba, en su época, este baile argentino y barriobajero, de tintes sensuales y muy practicado en locales de mala reputación, que luego ascendió de estatus. Las "tanguistas" venían a ser chicas de compañía de estos locales de mala fama, como cabarets y otros lugares en los que habían "señoras que fumaban y les decían de tú a los hombres".

Coronel Von Rohaut