sábado, febrero 18, 2017

Mala publicidad

Muchas veces yo he alabado la creatividad de muchos publicitarios pero esta vez he de hacerme eco de una auténtica salvajada.

Hasta hace poco unos caramelos de frutas ("Skittels") se anunciaban a través de un energúmeno que se los comía a grandes bocados, recién "ordeñados" de una jirafa, lo que ya era bastante absurdo.

Ahora han rizado el rizo y un chaval se los come arrancandolos de las pústulas de la cara de otro chico y preguntando si es contagioso.

Una autentica guarrada que me aleja de cualquier intento de probarlos...
Con su pan se los coman.

Coronel Von Rohaut