lunes, febrero 27, 2017

La Ley española o hispano-castellana

Fijaos que a cualquier cosa que se nos ocurra a los catalanes fuera de los caminos trillados de las costumbres españolas, se nos replica que lo importante o primordial es someterse a la Ley, que es igual para todos los españoles (?).

¿Pero que es la Ley Española? Alguien la define como: "Una llei feta a mida que justificaría les accions repressores i de càstig. I en tots els casos, també, s’estigmatitza la víctima en el sentit que constitueix una amenaça: l’amenaça comunista, l’amenaça terrorista, l’amenaça independentista... 
Malament rai, quan l’empara de l’autoritarisme és la llei. Una llei no és res, absolutament res, si no és democràtica. I una llei que criminalitza les urnes i els polítics que les posen per tal que la ciutadania decideixi el seu destí no és llei ni és res. 
És només la llei de l’amo blanc que nega al negre tota possibilitat d’equiparar-se-li en drets o a la dona de poder votar (com fins fa no gaire a molts països). 
Pur feixisme."

Ciertamente la ley española está cortada a la medida de la mayoría hispano-parlante (castellana o de sus territorios asimilados) y con total desprecio a las demás naciones minoritarias demográficamente o periféricas, a las que arrolla o pasa por encima como una apisonadora o un rodillo, en su afán de someterlas.

Como cuando nos dicen que no se puede hacer un referéndum en Catalunya "porqué no es legal en España, o no es legal la secesión".
¿Quién lo dice?
¡Coño, pues lo dicen ellos mismos: "yo me lo guiso y yo me lo como"!.

Ya desde San Agustín se conoce que hay "leyes injustas". Y ahora no recuerdo si fue el Mahatma Gandhi o el Nelson Mandela, cuya autoridad moral nadie puede negar (ni la Soraya, el Mariano o el Eduardo Inda), quien dijo que "Cuando una ley es injusta, el hombre no solo tiene el derecho de no obedecerla, si no la obligación de enfrentarse a ella".

Coronel Von Rohaut
(PS) ¡Abajo la Constitución española y todas las leyes anticatalanas de Castilla!